Cómo crear tu tienda virtual en Facebook

¿Podemos tener un módulo de venta online en cualquier página web o blog? Es una pregunta que muchos pequeños negocios, con una presencia en Internet relativamente controlada se pueden hacer si quieren vender su producto o servicio usando la visibilidad que ofrece Internet.

Pero esto lo ofrecen muchas empresas que ofrecen módulos relativamente “paquetizados” para poder ser integrados con las webs y algunos blogs por parte de sus propietarios o los webmasters. Pero lo que ahora acabo de encontrar no es si no un servicio que ofrece la posibilidad de tener esa tienda virtual integrada con Facebook.

Hay estudios que dicen que las compras de un producto entre aquellos que se declaran “fans” del mismo en Facebook son 2,5 veces más frecuentes que la de un cliente “anónimo”, y el importe medio de dichas compras hasta un 20% mayor, así que todo parece indicar que es una buena idea integrar una tienda virtual con la página Facebook de una marca, así que este nuevo módulo resulta una buena idea.
Lo bueno de las soluciones de La Primera telecomunicaciones es que tienen un montón de material digital formativo que permitirá a los menos acostumbrados a estas nuevass tecnologíasa crear su nueva página de Facebook y poder llevar tráfico y compras hasta o desde su tienda virtual.

Más información del producto o de su implementación en http://clientes.laprimera.net/link.php?id=55 

Odio IKEA

Seguramenteel título del post sea algo exagerado y yo sea un bicho verde, pero tras variasexperiencias en el punto de venta de IKEA en varios establecimientos en España,puedo afirmar sin ningún género de duda que odio IKEA.


Y loodio por varios motivos. Lo primero que se aseguran es de que “empaquetes” alos niños en su parque infantil, para, de esa forma, eliminadas distracciones ypreocupaciones, podernos concentrar en el amplio y excelso proceso de compra.De todos modos este primer acercamiento ya tiene algún fleco que mejorar.Admiten a un número limitado de niños entre semana, y apenas puedes tenerlosuna hora allí (a todas luces una gilipollez si analizamos todo lo que viene acontinuación)

 Además, creo que IKEA es un foco de malosrollos y encabrones varios con tu pareja. No hablo de mí, hablo en base a laobservación de caras, actitudes y conversaciones subidas de tono a lo largo yancho de los interminables pasillos de IKEA. Gente discutiendo, miradasperdidas o al suelo, e incluso la sensación de que la mujer va por delante y elhombre a 5 metros por detrás con cara de “¿qué coño hago yo aquí?” Y tambiénhablo por mí mismo. Porque a mí me provoca desazón y desidia (eso siendocauteloso con las palabras elegidas) y me siento un poco más gilipollas que el restode los días de la semana.

Además,provoca una alienación de los consumidores que, saben para qué vana IKEA, pero nunca saben con qué van a salir de allí. No es la primera ni lasegunda vez que me pasa aquello de que voy a IKEA (por supuesto “animado” pormi mujer) a por “esto” o “aquello” y salimos de allí con el carro a rebosarporque siempre hay una cosa nueva que no puedes dejar pasar.



Y esque en sí mismo me molesta especialmente que me obliguen a pasarme por todas ycada una de las secciones de IKEA, con una estructura de pasillos más propia deun laberinto que de un retailer. O no. Porque precisamente ahí radica uno desus éxitos. Colocan pequeños caramelos a lo largo y ancho de la tienda de formaque terminas picando, para satisfacción de uno de los retailers más importantesdel mundo.

Sólofalta que nos pongan unas orejeras, como a los burros, para que se aseguren queseguimos el camino que ellos han predefinido para todos nosotros. En ciertomodo lo hacen, y no tenéis más que fijaros en el suelo, lleno de flechas quenos indican el camino “adecuado” para una compra “óptima”.

Y paraterminar el particular via crucis, cuando tienes apuntado convenientemente elárea donde se encuentra tu producto de medidas especiales (sobre todo si tenemosen cuenta que a pesar de que a veces no lo parezca, ahí se va a comprarmuebles), te diriges pasillo a pasillo hasta que llegas a la zona de“almacenaje de dichos productos”. Y ahí estás. En la inmensidad de una nave queya no tiene ninguna decoración ni luz más que la imprescindible para noescornarnos por ahí. Los detalles que inundaban el “via crucis” handesaparecido de golpe, y todo se convierte en pasillos altísimos con unasestanterías que ya las quisiera para mi trastero, donde hay carteles con elnúmero de pasillo, después con el número de sección y, finalmente, con lareferencia del producto elegido (por cierto, más te vale haberlo apuntado bien,o date por jodido y a buen seguro tendrás que deshacer el camino, con laconsiguiente frustración al cuadrado)

Y bien,si tienes fuerza bajas tu compra al carrito, pero te das cuenta de que apenascabe. Logras colocarlo de una u otra forma y lo trasportas hasta la línea decaja, donde otros compradores como tu empiezan a preguntarse cómo es posibleque –yendo a comprar una mesa para la tele (caso verídico, en mis propiascarnes)- salgas de allí con todas esas cosas.

Pagas yte vas hacia el coche con cierta sensación de alivio a pesar de que el artículoinicial costaba 70 euros y te vas de allí dejándote casi el triple. Pero daigual…. Porque estoy a punto de ser libre. Veo el final del túnel, y lo únicoque me importa es llegar a él. Pero no. No podía ser tan sencillo. Resulta queel mueble original ¡¡¡no cabe en mi maletero!!!.

Explotas.Revientas. Lo sueltas todo en un “Te lo dijeeeeeeeeeeee. Esto es una mierda y aquí no cabe”, a lo que tu mujer, satisfecha por la compra realizadaresponde con un “ya verás como sí, inténtalo meter entre los asientos deadelante y los niños”. Resultado, 15 minutos sudando como un pollo y lanecesidad de unos ejercicios extra de respiración anti-estrés que terminan conun: “cariño, te espero aquí con el aire acondicionado y los niños, pero vete ydescambia esto, porque tendremos que volver otro día con tu coche –y porsupuesto sin niños- a cargar con la caja”

Resultado:Me voy sin lo que he ido a comprar pero con el coche lleno de cosas. Y lo peorestá por venir. Tendré que volver a cargar con el artículo en cuestión. Pero heaprendido la lección. Iré solo y pasaré los pasillos al trote para evitar queme coloquen una bolsa amarilla al cuello y que multitud de artículos vayandepositándose en la misma como por arte de magia.

Y esque desde el punto de vista del negocio admiro lo que hacen, pero como consumidor,odio IKEA.

Supertruper, una nueva forma de comprar

Me envía mi amigo Pablo Peñalba una novedosa aplicación que pretende revolucionar las compras y ayudar a los usuarios de un Smartphone a ahorrar unos euros en cada una de sus compras. Se trata de Supertruper.
La forma en la que la aplicación de Supertruper funciona es utilizando la cámara de los dispositivos móviles para escanear los códigos de barras de los productos seleccionados y así conocer los precios de dichos productos en distintos supermercados, permitiendo ahorros en la cesta de la compra de hasta el 40%.
Me parece muy buena la idea de que una vez introducidos los productos que queremos comprar, nos dé los precios de dicha compra en los principales supermercados. Actualmente es todo lo que te da el programa, teniendo que ir a comprar físicamente el usuario, si bien se está trabajando para que pueda llegarle el pedido al domicilio de aquel restaurante que el cliente haya seleccionado (supuestamente por tener mejor precio para el mix de productos deseado).
Permite igualmente guardar tantas listas de la compra como queramos. La estándar, la de fin de semana, la de Navidad, etc,… permitiendo al usuario ahorrar mucho tiempo en la confección de la misma. Además, una vez seleccionada la lista correspondiente siempre se puede añadir o quitar productos si así se desea.
Una cosa que echo de menos, pero que tiene más complejidad logística es poder combinar dentro de la lista de la compra los productos que mejores precios tengan en distintos supermercados. Es decir, compro la leche en mercadona, las galletas de chocolate en alcampo y las pilas en Carrefour, ya que son quienes tienen mejores precios por producto. Seguramente de esa forma el ahorro final para el cliente sería mucho mayor, si bien el complejo del proceso también lo es.
Podéis encontrar más información de la aplicación Supertruper en su web o en su página de Facebook, donde mantiene actualizadas las novedades y progresos en la misma. Entre dichas novedades, veremos en poco tiempo algo parecido para productos electrónicos, electrodomésticos, etc. 
Os dejo un vídeo explicativo de la aplicación. Actualmente tiene versiones para iPhone y Android, pero seguro que se animan a hacer la correspondiente para el resto de plataformas (Symbian, Windows phone, RIM, etc)

Heineken Store y la importancia de la experiencia de compra

El otro día recibí un email de Eva Klobuznik, del área de comunicación de Heineken, una de las marcas que en mi opinión mejor balancea las propuestas de marketing y comunicación entre lo offline y lo online. En dicho email, Eva me presenta la Heineken Store, un nuevo concepto en el retail. Una tienda “móvil” (aunque ellos la llaman tienda “efímera”) que recorrerá los principales centros comerciales de España durante los próximos meses y que trata de dar importancia a la experiencia de compra por encima de cualquier otra cosa.
Con un concepto cercano a  una flagship store, dónde la imagen de marca es vital y toda la parte comercial es lo de menos, llega a los principales centros comerciales españoles la Heineken Store, con una experiencia única para el usuario a través de pantallas interactivas, juegos virtuales en los que sentirse el barman de moda de la ciudad, una aplicación para personalizar tu botella Heineken y por supuesto todo el catálogo de productos al alcance del cliente.
Una nueva experiencia de compra que da un giro a lo que se está imponiendo en el Retail. Ver, tocar, sentir la marca y tener un acercamiento a la misma que asegure una buena sensación que a la larga provocará fidelidad a la misma (y mientras tanto, compras)

20milproductos.com

Hoy quiero hablar de una web que vende material de oficina para empresas. Se llama 20milproductos.com y me gustaría analizarla desde varios puntos de vista:
Imagen de la web
Algo que con cierta frecuencia queda en segundo plano, en mi opinión es uno de los drivers que le llega al nuevo visitante a una web y que le posiciona dicha página en su cabeza. La “pinta” que tenga una página web ya dice mucho de lo que esperas encontrarte después. Así podemos encontrar webs con un look&feel horrible y eso nos hará salir de allí pronto, por muy completa que esta sea, y por muchos productos que ofrezca. 
En el caso de 20milproductos.com diría que la imagen de la web es correcta, si bien creo que algo sobrecargada de información. Muchas veces nos podemos dejar llevar por las ansias de vender y tratamos de que todo esté al alcance del potencial cliente, pero en ocasiones quién mucho abarca, poco aprieta. En este sentido, le daré un 6, ya que creo que podían haberle dado a la web un aspecto más limpio y claro que favorezca la navegación por parte del cliente
En este aspecto (si bien no es tremendamente relevante) creo que el logo de la compañía es claramente mejorable. Un logo que sea más “recordable” hubiera sido mejor que el actual.
Búsqueda de productos
Los clientes que hayan visitado 20milproductos.com y aguanten el primer tirón, seguirán en ella y comenzarán a seleccionar los productos que puedan interesarles para dotar de material de oficina a su empresa o negocio particular. 
La forma en la que dicha web estructura su oferta de productos está bien. Con un buscador en la parte superior de la web (con una gran caja de búsqueda, que quizás podía haber sido remarcada con algún color o detalle especial) tiene esa parte cubierta, si bien el buscador no es demasiado rápido, una vez devuelve el resultado de la búsqueda permite filtrar para hacer la misma más exacta, lo cual creo que es una clara ventaja para el usuario.
Quizás sería bueno que hubiera una mayor relación dentro de los productos de la propia web. Es decir, un sistema tipo Amazon en el que en función de tus productos elegidos, la propia web te haga una recomendación sobre productos que puedan interesarte. Es una buena forma de fidelizar al usuario y de incrementar las ventas cruzadas.
Cuando seleccionas un producto tienes foto (importantísimo) y bastante información sobre el mismo, permitiéndote incluso guardarlo como “favorito” de forma que la próxima vez facilite encontrarlo y volver a comprarlo. Le pongo un 7 a esta parte
Proceso de compra
El proceso de compra permite algo importante, y es que a la vez que vas viendo los artículos te permite llevarlos al carro de compra y desde ahí, comenzar el proceso sin necesidad de estar previamente registrado. Te permite registrarte desde cualquier parte del proceso, dando primero tu email y claves, y después una serie de datos más concretos para poder realizar la facturación y envío de la compra seleccionada.
No he terminado el proceso de compra por motivos obvios, pero aún así siento que es algo largo. Demasiados clicks entre que selecciona el producto y se ejecuta la compra, lo cual suele implicar peligro de abandono por parte del potencial cliente, si bien en este caso, al tratarse eminentemente de empresas, imagino que el riesgo sea menor.
Permite el pago con tarjeta de crédito, mediante transferencia y contra reembolso. Obviamente echo de menos fórmulas de pago más acordes con el tiempo en que vivimos, y más aún para un negocio establecido entorno a Internet. No es de recibo que no se pueda pagar con Paypal, por ejemplo.
A falta de terminar la compra y controlar cosas tan importantes como el tiempo de entrega y el seguimiento de tu pedido, al proceso de compra le pongo un 7.

Gígalo. Una nueva forma de hacer negocios online

Nace Gígalo, un nuevo concepto de hacer negocios online

• Se trata de una plataforma online en la que se pueden ofrecer y comprar “miniservicios” por tan solo 5 euros.
Gígalo ofrece buenas oportunidades tanto para profesionales como para compradores
España es el primer país elegido por Gígalo para el lanzamiento de su proyecto, un innovador concepto de hacer negocios.
No hay nada mejor que un vídeo explicativo, así que aquí va uno:
Gígalo es una plataforma online en la que se dan encuentro todas aquellas personas que quieran ofrecer sus “mini servicios” o “Gigs” por 5 euros y todas las que quieran comprarlos. Gígalo ofrece por tanto un escaparate perfecto para que profesionales, autónomos y emprendedores den a conocer sus servicios a clientes potenciales y éstos puedan probarlos por un precio simbólico.
Los servicios que se ofrecen a través de Gígalo son muy variados y pueden ser desde trabajos de diseño y programación (logotipos, Web), servicios de traducción, clases particulares (idiomas, prácticas deportivas), servicios de marketing online (SEO, SEM), recomendaciones de ocio y turismo, grabaciones de vídeos y canciones, etc.
Gígalo conforma la plataforma donde se publicitan los servicios, el soporte a través del que se comunican el proveedor y el cliente, Gígalo se encarga del cumplimiento de la orden, gestiona el pago y se encarga del servicio de atención al cliente.
También sirve para que todos aquellos profesionales que lo necesiten puedan dar a conocer su trabajo a miles de clientes a la vez y además puedan ofrecerlos a modo de prueba por 5 euros para que, si el cliente está satisfecho, pueda contratar proyectos más importantes en el futuro. El precio de 5 euros se aplica al primer trabajo que un profesional realiza para un cliente pero no para otros trabajos contratados más adelante cuyo precio podrá ser superior.
El concepto de “mini servicios” a través de Internet ha tenido una aceptación muy importante en Estados Unidos, por eso Gígalo comienza su andadura en España para desembarcar seguidamente en Latinoaméricay expandirse también a otros mercados como Alemania (en abril), Reino Unido y Estados Unidos.

Gígalo ofrece un marco de total seguridad para los clientes y los proveedores, lo que exige un sistema de garantía fiduciaria. Una vez que el cliente ha acordado el servicio que contrata con el proveedor, siempre a través de la plataforma, Gígalo recibe el pago del cliente y reenvía el dinero al vendedor solo si el servicio o “Gig” se ha llevado a cabo con éxito.
El proceso de pago es completamente seguro. Tanto los vendedores como los clientes pueden utilizar diferentes opciones de pago, como PayPal o Visa, por ejemplo.
La atención al cliente también es parte del trabajo de Gígalo, que ofrece apoyo a los usuarios a través de su equipo multilingüe que se hace cargo del mercado alemán, inglés y español y ofrece soporte al cliente en todo el mundo. Para ello, hay un contacto permanente y fluido a través de e-mail y a través de la línea de atención al cliente telefónica multilingüe.
En relación al lanzamiento, Sebastián Diemer, director general de Gígalo, comentó:

  • “En www.gígalo.es los usuarios tienen a su alcance creativos, autónomos y profesionales a un precio muy reducido y éstos tienen la oportunidad de dar a conocer sus negocios, demostrar su capacidad y acceder a nuevos trabajos por un mayor importe”.
  • “Gígalo es una empresa nueva y por eso sabemos lo importante que es alcanzar nuestras metas de forma rápida y exitosa así como convencer a nuestros clientes potenciales de lo que somos capaces”.
  • “Si un cliente ha quedado satisfecho con el Gig contratado a uno de los profesionales a través de nuestra plataforma, ambos pueden llegar a un acuerdo para realizar otros servicios a los que no se aplicaría necesariamente el precio inicial de 5 €”, añadió Diemer.
Lo dicho, una de esas webs en las que al menos creo que merece la pena registrarse y probar.

El reto Bukingo

Me llega hoy un email hablándome de un proyecto que se está cociendo y que tiene buena pinta. Aprovechando la moda de los grupos de venta privada y los grupos de compra, se ha creado Bukingo
Bukingo es una web de e-commerce diferente (live web shopping), ellos lo llaman la fórmula Bukingo: 1 producto durante x 48 horas disponible = DESCUENTOS ESPECTACULARES.
Ofrecen productos de diferentes sectores ( Electrónica, Hogar, Deporte, Motor, Complementos para mascotas, para bebes…)
En tiempos en los que el comercio electrónico esta en auge, estos emprendedores han llegado para quedarse y han tirado la casa por la ventana con el próximo lanzamiento de su web que, en cierto modo me recuerda a un concepto que usó El Corte Inglés no hace demasiado y que eran promociones web que tenían una caducidad de algunas horas, o incluso determinados productos en promoción en función del tramo horario en el que se encontraran.
La gente de Bukingo reta a sus usuarios a decirles que significa Bukingo, los dos usuarios que más se aproximen o la respuesta más original, ganará 2 cascos exclusivos de moto de Agatha Ruiz de la Prada, toda la info la podrás encontrar en su web,

Tiene muy buena pinta esta web, que se lanzará oficialmente en las próximas semanas, hasta entonces tendréis que conformaros siguiéndoles en Twitter  o Facebook,
Suerte a los que probéis