Redes sociales en España (2012)

Acaba de publicarse el informe de la IAB sobre las redes sociales en España que podéis descargaros aquí o ver este vídeo resumen de 4 minutos que es bastante más fácil de digerir y contiene los principales datos de dicho informe.
Merece la pena para ver cómo se usan las redes sociales en España, aunque no creo que sorprenda a ninguno, porque son conclusiones muy generalistas y ampliamente conocidas (supongo)
Anuncios

Linkedin llega a los 200 millones de usuarios

Linkedin es la red profesional de referencia. En mi opinión, se ha comido a los portales de empleo tipo Infojobs, Monster, Infoempleo, etc.
Incluso a las empresas referencia en búsqueda de mandos intermedios tipo Michael Page. Ahora todos ellos acuden a Linkedin, si bien creo que esetá infrautilizado el tema de empleos en Linkedin, o quizás a las empresas les de algo de “pereza” publicar sus nuevas posiciones en la red social… pero terminará llegando.
Por cierto, el otro día mi amigo Yago comentaba que había alcanzado los 1000 y pico contactos en Linkedin. Me pareció una burrada, pero acabo de comprobar que tengo nada menos que 951 contactos!!
Si quieres compartir, este es mi perfil profesional

¿Vale para algo estar en Klout y ser "popular"?

Klout es un servicio web que indexa tu actividad en redes sociales y te da una especie de scoring o de puntuación en función de tu grado de interacción y de la posibilidad de influir en tus redes de contactos con aquello que compartes.

Klout mide el número de “me gusta” que tus publicaciones de Facebook generan, el número de “RT” que tus segudores de Twitter hacen de tus comentarios, o el número de veces que un artículo tuyo en Linkedin es compartido por tu red directa de contactos (y lo mismo mide con otras redes sociales como Youtube, Instagram, Flickr, Tumblr, WordPress, Blogger, Foursquare, Google+, etc.

Además, tiene en cuenta tu capacidad de disparo en redes sociales. Es decir, si tienes 500 contactos en Linkedin, 600 en Facebook y 3000 seguidores en Twitter (por no citar todas las demás), se supone que tu potencial de convertirte en un “influenciador” es mayor que el de aquel que tiene una red de contactos menor, y eso también puntúa.

Se supone que aquellas personas con un Klout más alto serán tratadas de forma especial, y se verán beneficiadas de ventajas especiales. Nada nuevo que no ocurra en el mundo offline, donde a gente con capacidad de influencia en los demás es invitada a eventos o son utilizados como embajadores de una marca (véase famosos, deportistas de élite, etc)

Ahora bien… ¿ocurre eso en realidad? La verdad es que he oído cosas, pero aún no he vivido ninguna de ellas. El klout que tengo es 60 y si lo comparo con mis contactos en dicha red social, diría que estoy en la media-alta. Pero a la hora de la verdad, me vale lo mismo tener un Klout de 5 que de 60. Se supone que hay un área en el que puedes ver los regalos a los que tienes acceso gracias a tu puntuación en Klout, pero para mi es un área desierta.

De todos modos, puedes comprobar los Perks (regalos) a los que tienes acceso en www.klout.com
¿Quieres probar? Unete a Klout y me cuentas (si quieres agregarme, búscame aquí)

Por cierto, para los más teóricos, os adjunto esta infografía que intenta explicar el valor económico de tu puntuación Klout

5 pasos para encontrar trabajo a través de las redes sociales

Curiosa e interesante infografía que me llega por parte de Maria Victoria Ajamil y que describe de forma sencilla los 5 pasos imprescindibles que habría que seguir para conseguir un trabajo aprovechando el poder de las redes sociales profesionales. 
5 pasos a seguir:

  • Construir presencia vía blog o las redes sociales
  • Crear un currículum y un perfil social profesional
  • Viraliza dicho perfil profesional
  • Genera una buena red de amistades / colegas profesionales
  • Consigue trabajo

¿Qué os parece? Yo lo veo como un básico para principiantes. Quizás demasiado teórico y con poca implantación práctica… pero a los más neófitos quizás les venga bien

Linkedin y los mensajes subliminales

Las personas somos previsibles. Queramos o no se nos ve venir a leguas, y en determinadas ocasiones la cosa todavía es más flagrante.
Vamos a poner un ejemplo mitad ficticio, mitad real para explicar por encima lo que hace mucha gente con el tema de las redes sociales (especialmente las profesionales, y particularmente Linkedin).
Digamos que no todo el mundo tiene la misma tendencia a la socialización de su vida en formato 2.0 y esto es perfectamente respetable. Hay gente que está en las redes sociales sin estar convencida de ello. Tienen una cuenta Facebook porque la tiene todo el mundo. Quizás hayan abierto una cuenta en Twitter para probar de qué va el asunto, y seguro que algunos (los menos) se hayan decidido abrir una cuenta en Linkedin sencillamente porque alguien les ha dicho que es la red profesional por excelencia.
Pero ahí termina todo. Ni actualizan apenas su Facebook, ni han twitteado una sola vez en su vida (eso de followers es ciencia ficción) y por supuesto, el perfil que tienen subido a Linkedin es el mismo que subieron el día en el que alguien les convenció de que debían estar en dicha red social de marcado carácter profesional.
Pero digamos que una empresa decide reestructurarse y que determinadas personas tienen información avanzada o sencillamente sospechas de que las cosas se ponen feas. Entonces, recuerdan al amigo pesado que en su momento les comentó lo de darse de alta en Linkedin y vuelven a actualizar su perfil profesional, a pedir recomendaciones, a actualizar experiencia, logros, etc.
Sí, vuelven a estar “activos”, y de paso todos los contactos de Linkedin saben que se han actualizado… casualmente, todos a la vez.
MORALEJA: Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar (pero si es posible no lo hagas en lo alto del balcón, a la vista de todo el pueblo)