Tarifas gatuítas de Vodafone

La verdad es que no sabría cómo definir la última campaña de Vodafone promocinando sus tarifas gatuítas.
Lo primero que me viene a la cabeza es original. Creo que necesito un poco más de tiempo para asimilar esta campaña que -por lo menos- es mejor que las últimas, que rondaban el surrealismo (en el mejor de los casos)
Espero que os gusten (o no,… estoy hecho un lío) ¿Qué me decís? Espero vuestra opinión en los comentarios (vía Facebook o en la pesataña de comentarios)


Anuncios

Entendiendo Twitter con datos (infografía)

Reconozco que es la red social que más me ha costado “entender”. También es cierto que te das cuenta de su inmediatez cuando ocurren cosas importantes o relevantes para la comunidad de twitteros (como sucedió el otro día con el anuncio de Steve Jobs, donde Twitter se llenó de noticias anunciándolo, casi de forma simultánea a los hechos). 
 De todos modos, echándole un vistazo a infografías como esta, es fácil adivinar que la cosa tiene su importancia… que son millones de usuarios haciendo tweets a todas horas, y que no viene más que a confirmar el “power to the people” que tanto reclamó John Lennon en los 70.
Cosas como 200 millones de usuarios de Twitter, creciendo a un ritmo cercano al medio millon de cuentas diarias, con más de un millón de tweets a la semana… o sobre todo, que el 40% de los usuarios de Twitter efectivamente utilizan dicha herramienta de micro-blogging en movilidad. Desde sus dispositivos móviles.
En fin, un mar de datos en el que os dejo buceando en otra infografía más (la verdad es que cuando algo se pone de moda en Internet, es difícil permanecer al margen).
Por cierto, si quieres seguirme en Twitter, puedes hacerlo aquí (@masmarketing)

Publicidad con códigos QR (Victoria’s Secret)

¿Quién dijo que los códigos QR estaban muertos y que apenas tenían aplicaciones prácticas?Victoria’s secret nos demuestra lo contrario con esta original campaña de exterior en la que un usuario con un lector de códigos QR puede ver que se encuentra detrás del mismo

(visto en OpenAds)

Infografía sobre el pasado, presente y futuro de Windows Phone

Gracias a mi amigo Miguel Angel (que siempre lee los blogs a los que estoy suscrito antes que yo), encuentro en Gizmovil una infografía sobre la corta historia de Windows Phone, el sistema operativo para smartphones desarrollado por Microsoft y que -según muchos analistas- será uno de los grandes en muy poco tiempo. 
A decir verdad la historia nos dice que es un sistema operativo que lleva muy poco tiempo en el mercado y que ha sido muy poco empujado por fabricantes, pero que a raiz de la alianza estratégica que firmaron recientemente Microsoft y Nokia, seguro que vemos como se hace mucho más popular en el futuro.Sea como fuere, siempre está bien tener infografías de todo, así que aquí os dejo una más.

Infografíá sobre Android

Una infografía más. Esta vez sobre el sistema operativo Android y sus constantes evoluciones. Muy gráfico para comprobar la velocidad de crucero de los androides de Google y una forma de ver por qué es el sistema operativo nº1 en los smartphones.

Infografía sobre Instagram

De compartir va el asunto. Fotos, estado de ánimo, noticias, posicionamiento, documentos de trabajo, vídeos, etc.
Y en esta boom de las redes sociales, una aplicación que empezó siendo ofrecida a los usuarios de iPhone y de sistema operativo IOS, ahora ha adquirido una gran popularidad con un concepto muy sencillo pero a la vez atractivo.
Y es que Instagram ya tiene más de 7 millones de usuarios que comparten diariamente más de 1.300.000 fotos. O mejor aún, se suben 15 fotos cada segundo a Instagram.
Un dato curioso podría ser que de los 7 millones de usuarios de Instagram, casi el 70% de ellos son activos y alguna vez han subido una foto. Como sabéis los usuarios de smartphones es bastante común descargar aplicaciones que jamás llegamos siquiera a abrir, y parece ser que no es lo que les ocurre a los que descargan Instagram.
En fin, otra infografía más (o una menos, según se mire)

Desconectar o no desconectar. He ahí la cuestión

Parece que a los españoles (ÿ en general a cualquier civilización occidental, quizás influenciados por las “ventajas” que nos ofrecen los smartphones) nos cuesta desconectar de lo que ocurre en nuestros trabajos durante el verano.
Según la red profesional Viadeo, parece ser que el 62% de los españoles siguen conectados a lo que ocurre en su trabajo durante sus vacaciones de verano. Pero más “grave” resulta todavía el dato de que aproximadamente un 20% de los trabajadores objeto del estudio revela que sus jefes les “piden” que permanezcan conectados durante este descanso estival.
Por contra, menos del 20% de los encuestados afirman que permanecen en un estado de absoluta desconexión durante sus vacaciones.
¿Qué hacer? 
Desde luego -y como todo en la vida- en el término medio está la virtud (ya lo decía un tal Aristóteles). No es fácil desconectar si tienes un puesto de responsabilidad, pero por otro lado no es bueno permanecer contestando correos y permanentemente online como si nada ocurriera (cabe recordar que de aproximadamente 250 días laborables que tenemos en un año, menos de un 10% de ellos son vacaciones).
Personalmente prefiero pecar de desconectado que de conectado. Lo que suelo hacer es quitar las actualizaciones automáticas del correo del trabajo, de forma que solo lo compruebo cada cierto tiempo. Por ejemplo este año he cogido tres semanas seguidas de vacaciones y habré actualizado el correo 6 veces aproximadamente (2 por semana). Pero ojo. Descargar los correos al móvil no significa que los lea o -mucho menos- que tenga que ponerme con el portátil (siempre conmigo en vacaciones, lo que es significativo) a trabajar, pero me aseguro que no hay ningún marrón de dimensiones siderales apuntando hacia mi.
Simplemente compruebo que todo está ok. Porque la realidad es que para eso dejamos un mensaje automático de “fuera de oficina” donde queda claro a quién dirigirse para cualquiera de tus áreas de responsabilidad y -además- quién realmente quiera contactar por algo urgente puede hacerlo por teléfono o SMS (como así fue una vez durante mis vacaciones)
¿Tu cómo te organizas en vacaciones?