Hamburguesa por feedback en Burger King

Hoy he comido en el Burger King que hay al lado de la oficina y me he fijado en que lejos de anunciar nuevas promociones o grasientas (y jugosas) hamburguesas, el mantel de papel que colocan sobre la bandeja trata de recopilar feedback de los usuarios, haciéndoles pasar por una web específica (y poco trabajada, dicho sea de paso).
En ella, tras cumplimentar una encuesta en la que incluso hemos de introducir el número del restaurante en el que hemos comido (viene en el propio ticket de compra y evidentemente lo hacen para poder tabular los resultados por restaurante) podemos optar a descuentos para futuras compras.
Y digo yo que está bien pensado por varios motivos, a saber los siguientes (aunque por supuesto, se admiten sugerencias):
1.- Aseguran una próxima compra, lo cual en los tiempos que corren no es poco… si bien es cierto que hace poco leí por ahí que los restaurantes de comida rápida, lejos de sufrir con la crisis, se estaban beneficiando de ella… imagino que por el “efecto migración” de clientes de otros restaurantes en búsqueda de sitios más económicos.
2.- Al hacer descuentos sobre sus propios productos, significa que el “coste” real en el que están incurriendo es minúsculo, y además pueden intentar “potenciar” o fomentar la compra de aquellos productos que tengan más “apalancados” (si es que esta palabra puede utilizarse para un restaurante, que lo dudo)
3.- Recopilan información de los usuarios y además información de mejoras, puntos fuertes y/o débiles por restaurante, aunque también es cierto que tiene cierto riesgo. Al final es verdad que el porcentaje de gente que se tome la “molestia” de llevarse el ticket a casa, conectarse a Internet y rellenar la encuesta puede ser bajo. Pero más baja puede ser la relevancia de la información que cada usuario rellene y por tanto la “utilidad” de la información sería minúscula y el coste bastante más alto (teniendo en cuenta el coste de oportunidad de promocionar otra hamburguesa, o si incluso computamos lo que cuesta imrpimir los mantelitos famosos)
En fin, que me parece una buena idea, pero desde luego no es la panacea. ¿Tu qué harías? ¿Rellenarías los datos y les darías el feedback requerido o casi que por 2 Euros ni te molestas?
Anuncios

Spot vibrador. Publicidad sin palabras… pero con sonido y humor

Gracias a mi amigo Félix he recibido un par de vídeos bastante graciosos de anuncios de vibradores femeninos. Como los últimos spots que he visto sobre éste tipo de artículos femeninos, tratados en clave de humor.

Publicidad sin palabras (VI)

Ultimo post de la serie “publicidad sin palabras”

A disfrutar con lo mucho que puede decirse sin una sola palabra y un poco de ingenio

Anuncio tonto de la semana

Publicidad sin palabras (V)

Y otro post más de “publicidad sin palabras”

Lo dicho, no digo nada más que lo estropeo!

Publicidad sin palabras (IV)

Podríamos llamarlo “la semana de la publicidad sin palabras”. Como véis una nueva entrega de grandes campañas publicitarias que perfectamente podrían haber pasado sin una sola palabra asociada a los mismos.
Otros post que hablan de publicidad, aquí.

Publicidad sin palabras (III)

Aquí va la tercera edición de la nueva saga de “Publicidad sin palabras”. Aquí tenéis todos los post que hablan de Publicidad en El blog del Marketing